Basic Yoga Techniques for Beginners

Lo que hoy ocupa en El Ejido (Almería) una superficie de casi 4.000 metros cuadrados para la elaboración de productos farmacéuticos empezó, a principios del siglo XX, como anejo a una céntrica farmacia ubicada en pleno corazón de la capital almeriense. Dos hermanos, Francisco y José, decidieron optimizar trabajo y repartir responsabilidades en la empresa familiar.

José Durbán, farmacéutico, se encargó de la botica y Francisco, químico, dirigió un laboratorio que llegó a desarrollar un buen número de especialidades farmacéuticas en diversas presentaciones y a alcanzar un vademécum de una treintena de productos. Hoy, el nieto de Francisco, Rafael Durbán Reguera, continúa con la labor iniciada por su abuelo.

Más conocidos como los fabricantes del popular Tanagel -un antidiarreico que ocupa el segundo lugar de ventas en España, con 540.000 unidades vendidas en 2001, y que ahora extiende mercado a Honduras y México-, Laboratorios Durbán trabaja en un ambicioso plan de desarrollo en el que además de incorporar nuevos productos incluye la posibilidad de ofrecer, a diferencia de los grandes laboratorios, la opción de fabricar ‘pequeños lotes’ de medicamentos.

Además, y pesar de que en España no ha existido cultura de consumo de genéricos (especialidades farmacéuticas genéricas sin marca de laboratorio en su presentación), el laboratorio almeriense augura en este campo una nueva cantera de trabajo a tenor de los datos registrados. Sólo en Andalucía, que en 1997 registró una cuota de consumo de genéricos sobre el mercado total del 1,7%, se ha superado, en 2001, el 3%.

Y es que la única empresa andaluza dedicada a la fabricación de medicamentos ha superado con éxito la etapa de crisis detectada en 1996, en la que el Instituto de Fomento Andaluz (IFA) diagnosticó una situación de riesgo impulsada, precisamente, por la inminente puesta en el mercado de especialidades farmacéuticas genéricas y por la inclusión del Tanagel en el llamado recetazo, que supuso la exclusión de numerosos medicamentos de la financiación de la Seguridad Social.

Ahora, pasada ya esa etapa crítica, los cálculos apuntan a que el consumo de genéricos crecerá en Andalucía hasta alcanzar el 10% del mercado en los próximos años y Laboratorios Durbán ha decidido subirse al carro de las oportunidades que ofrece este nuevo mercado. ‘Pretendemos optimizar la producción con la fabricación a terceros y añadiendo nuevos genéricos como el Omeprazol Durbán a los dos que ya tenemos, el Enalapril Durbán y la Ranitidina Durbán’, explica Durbán.

Dentro del departamento de I+D del que dispone este laboratorio existe un proyecto cofinanciado con fondos Feder y en el que interviene la Universidad de Sevilla que investiga la salida al mercado de un nuevo producto farmacéutico oral de morfina de acción inmediata y duradera para pacientes aquejados de dolor crónico. ‘El proyecto ya se ha estudiado clínicamente y ahora está en el salto de fabricación a gran escala. Este producto que vamos a registrar, a diferencia de los existentes en el mercado, que son de acción retardada, es de liberación progresiva. Es decir, una parte de él se libera inmediatamente y otras, progresivamente’, avanza el químico y gerente.

En esta misma línea, la Universidad de Almería interviene en otro proyecto sobre un nuevo proceso para la producción en continuo de lovostatina, un componente utilizado para el control del colesterol en la sangre.

Pero las recién estrenadas instalaciones de Laboratorios Durbán en El Ejido mantendrán como principal línea de trabajo la producción de los derivados del tanato de gelatina, la materia prima con la que se elabora su conocido Tanagel, con una maquinaria nueva cuya inversión ha rozado los 300.000 euros.

La salida al mercado de una línea de cosmética y perfumería con la que los Laboratorios Durbán compartirá su red comercial optimizará, a corto plazo, la puesta en el mercado de todo su vademécum.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *